La gastronomía ecuatoriana, otra llama apasionada de Juan Fernando Velasco

1479467741508

Hace días recibí la invitación para estar presente en la apertura de la segunda etapa de Misquilla, el restaurante del cantante ecuatoriano Juan Fernando Velasco que se abrió hace algunos meses ya en Quito.

Juan Fernando y su socio, el chef Jorge Silva, luego de consolidar la idea de Misquilla como un lugar destinado para la música en vivo, decidieron abrir un espacio para sus clientes a la hora del almuerzo. Antes Misquilla era un lugar exclusivamente para disfrutarlo en la noche, hoy los amantes de la comida nacional pueden comer al medio día en un ambiente diferente, con una original decoración, buena atención y rica comida.

Así que, aproveché la ocasión para conversar con Juan Fernando Velasco sobre esta voluntad de unir la gastronomía con la música, ambas tan importantes en la construcción de una identidad nacional que requiere de espacios para permanecer, para reconstituirse, para ser amada y respetada.

Y es que eso es Misquilla, un lugar fuera de su tiempo y que este cantautor ecuatoriano ha logrado rescatar. Se trata de una cantina a donde antes uno acudía para llorar, para conversar, para tomarse un trago y continuar con la vida. Esa vida que en nuestra música a veces se presenta con el corazón roto y que tiene el efecto de encender esa llama apasionada, así como dice el famoso pasillo Con el alma en los labios, de nuestro querido J.J.

imag0626Juan Fernando, preséntame a Misquilla…

El centro de Misquilla es la música. Es un escenario para la música tradicional ecuatoriana. Los viernes y sábados está para ella, los jueves tenemos otras propuestas, otros artistas, de música ecuatoriana en general (afro, marimba, bomba, música de Esmeraldas). Acompañamos esta experiencia con un menú de degustación que es servido de tal manera que no interrumpa la presentación musical.

Esa visión la puede plasmar solamente una persona con tu experiencia, porque tu entiendes de la importancia del respeto que debe haber en un lugar de comida que a la vez presenta música en vivo…

Exacto, mi socio es chef, pero también es músico, así que, por ejemplo, todas las mesitas están pensadas para que miren hacia el escenario, tienen un huequito en donde se engancha la vianda (así también hacemos alusión a nuestras tradicionales viandas) en donde se colocan las diferentes picadas que se comen sin cubiertos. Los cubiertos son atentatorios a cualquier espectáculo público, por eso todo el ambiente está pensado para que la gente atienda a nuestra música maravillosa. Puedes comer, puedes tomar tragos tradicionales, pero el centro es la música.

Ahora abrieron un nuevo sector en Misquilla…

imag0637Esa parte nueva siempre estuvo pensada, pero había que desarrollar primero esta primera parte del concepto del restaurante. Allá sí puedes sentarte a comer un plato especial, tener cubiertos, y todo… por eso es que ahora hemos inaugurado esta nueva experiencia que es la de Misquilla ya como un restaurante propiamente dicho.

¿Por qué abrir un bistro de comida nacional y con música ecuatoriana en vivo?

Siento que es fundamental recuperar nuestra identidad, reencontrarnos con ella, potenciarnos a través de nuestra identidad. Por eso todo lo que ves aquí en Misquilla, tiene el eje transversal ecuatoriano. De un lado, hay la cantina que es la típica experiencia urbana que antes existía, está el mural que es pintado por Apitatan en donde plasma su versión de los músicos ecuatorianos; por otro, está la gastronomía que está basada en lo ecuatoriano y por eso se llama Misquilla.

imag0632Recuérdanos qué significa Misquilla…

Misquilla es una palabra quichua que significa ‘dulcecito’, y es así como los músicos de antaño se referían a ese sentir único que hay que poner para interpretar la música ecuatoriana. ‘Ponle más misquilla decían… Y este lugar está lleno de esa misquilla por todo lado.

Y también está tu disco que se llama así…

1479421148568Claro, mi disco se llamó así y un poco esto es el fruto de mi disco. Esa experiencia tan exitosa de mis dos álbumes Misquilla y Con toda el alma no había donde replicarla. Si se quería recoger esa experiencia en vivo, no había cómo vivirla, no había un lugar donde pudieras realmente tener conjugado ese talento interpretativo con el espacio correcto y con las adecuaciones de sonido propicias para que se dé una buena experiencia. Porque existen otros lugares donde hay buenos intérpretes pero resulta su presentación cualquier cosa porque no hay respeto, la gente come, conversa y lo que sea y casi que los cantantes estorban, entonces por eso pensamos necesario un lugar como este.

imag0635

¿Qué has logrado con tu equipo de Misquilla?

Encontrar calidad en el servicio. Mi socio es chef y el propone calidad en los productos que se sirven aquí. El cuarteto de música es extraordinario. Tenemos a Matías Alvear en el contrabajo, a Navijio Cevallos en la guitarra, en el requinto está Eduardo Chocolate Morales, la superleyenda del requinto viva, canta Alexandra Cabanilla… Entonces toda la disposición en los equipos, sin temor a equivocarme, es lo mejor que hay en el mundo en amplificación para que este tipo de música y la experiencia del local sea inmejorable.

imag0631¿Quiénes están en el mural de Misquilla?

Eso habría que preguntarle a Apitatan (gafittero ecuatoriano)… Pues, está el Ruiseñor de América, porque además está pintado ahí un pájaro ruiseñor, alcanzo a identificar a J.J., a los Benítez y Valencia y ella creo que es una especie de Carlota Jaramillo, mezclada con Consuelito Vargas y Olguita Gutiérrez, porque no se parece a ninguna que conozca, pero como que tiene cosas de todas. La mujer y su voz femenina en la música tradicional ecuatoriana son fundamentales.

¿Qué artista te llevó a cantar los pasillos?

Creo que todos ellos, tuve la oportunidad de grabar y de cantar con algunos de los más grandes como Olguita Gutiérrez, como Rosalino Quintero, Consuelito Vargas, con los hermanos Miño Naranjo.

1479467737333¿Qué se siente cantar con los Miño Naranjo? Debe ser una experiencia fuerte… (risas)

Hacer lo que sea con los Miño Naranjo es una experiencia fuerte, son un par de personajes queridos con los cuales me jacto de tener una buena relación y de tener una buena amistad. Con todos ellos la sensación siempre fue que hoy en día hay que ser bueno en el mundo de la música, hay que tener un mínimo de talento, pero que antes había que ser excepcional, pues no alcanzaba con ser más o menos y todos ellos son y eran excepcionales.

Así es, pero volvamos a lo gastronómico… ¿Sabes cocinar?

Cocino, me encanta. No cocino siempre, no me levanto  y lo hago todos los días. Pero me gusta cocinar, lo disfruto, no hay nada más que me guste que hacer algo rico.

¿Inventas o sigues recetas?

No, no, no… invento. Reproducir recetas me parece aburridísimo. Mi hija es repostera, ella sí no hace nada sin sus tacitas, yo odio las tacitas, las medidas… conmigo todo es al tacto, hay esa memoria táctil de cuánta sal hay que echarle…

1479467738972

Yo carezco de todas esas habilidades (risas)…

Me encanta experimentar, me encanta imaginarme algo, me encanta abrir la ‘refri’, ver que hay y comenzar a decir, hay esto, hay esta salsa…, qué pasa si le pongo esto… Así desarrollé, por ejemplo, una receta de salsa bolognesa para el famoso spaguetti italiano, que es única y que aunque esta salsa es como estándar en todo el mundo y no tiene ciencia, el asunto va más por cómo la prepara uno y en qué momento pones el aceite de oliva, el tomate, qué especies usas, cuánto la cocinas, cuánto la dejas en el fuego… Ahí está la diferencia, cada uno la hace a su manera.

¿Tu familia te pide que cocines algo específico?

Sí, mi hija. Lo que pasa es que ella se me hizo vegetariana y me arruinó la ilusión que me daba cocinarle (risas). Por ejemplo, le hacía un pollo al curry con el cual me sentía el mejor papá del mundo y ella se lo comía con todo gusto, pero ahora se hizo vegetariana y tengo que ver alternativas diferentes para hacer las cosas que a ella le gusten.

¿Qué es la gastronomía para ti?

La gastronomía es la ciencia que conecta los sentidos del gusto con el cariño, con el amor que sientes hacia los otros y para los otros. Es el vínculo del sentido del gusto con la gente que de verdad quieres.

1479414135261¿Invitas a quienes me leen a Misquilla?…

A todos quienes te leen el blog Carishina Gourmet les invito a Misquilla, un lugar en el que van a encontrar una experiencia distinta. No es un bar, no es un lugar de conciertos es una experiencia que solo viniendo lograrán comprenderla. Aquí pueden comer delicioso, pueden tomar bebidas tradicionales y escuchar, sin duda, la mejor música ecuatoriana.

… Y así es…

 

One thought on “La gastronomía ecuatoriana, otra llama apasionada de Juan Fernando Velasco

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s